Cada año miles de trabajadores extranjeros vienen a Canadá en busca de mejores oportunidades. Es bien sabido que trabajar en Canadá es un factor base y muchas veces determinante en un proceso de residencia Canadiense.

Conseguir un empleo elegible y el soporte de los empleadores para lidiar con las autoridades migratorias, no es fácil. Por eso, una vez que se obtiene el permiso de trabajo en Canadá, muchos trabajadores aguantan abusos pensando que si denuncian no serán escuchados, o peor aun, serán devueltos a sus país de origen.

Los trabajadores migrantes en Canadá con permisos de trabajo específicos para un empleador que sufren abuso o que corren el riesgo de abuso, en el contexto de su empleo en Canadá, ahora pueden ser elegibles para recibir un permiso de trabajo abierto que está exento del Análisis de Impacto del Mercado Laboral ( LMIA), según el articulo 207.1 del Reglamento de Inmigración y Protección de Refugiados (IRPR).

El objetivo de esta iniciativa es que los trabajadores temporales se sientan protegidos al denunciar a sus empleadores abusivos y no permitan ningún tipo de abuso solo por no perder su permiso de trabajo. Un permiso abierto, les brindará la certeza de que no serán devueltos a sus países y que además, tendrán tiempo suficiente para explorar el mercado laboral abiertamente y así encontrar nuevas oportunidades para poder migrar de manera permanente.


Para los fines de este proceso, «abuso» se define en el articulo 196.2 del mismo reglamento. El abuso consiste en cualquiera de los siguientes:

  • abuso físico, de cualquier tipo y confinamiento forzado
  • abuso sexual, incluido el contacto sexual sin consentimiento
  • abuso psicológico, incluidas amenazas e intimidación
  • abuso financiero, incluido fraude y extorsión

Un ejemplo común de abuso financiero implica no pagarle lo que estipula el contrato de trabajo, pedirle al trabajador que se haga responsable del pago de impuestos que debe pagar el empleador, descontar de su sueldo lo devengado por ciertos tramites migratorios, etc.

A veces se piensa que solo el abuso físico o sexual se debe denunciar, sin embargo, existen un sin numero de situaciones que pueden considerarse abuso. Si usted no se siente seguro o se siente incierto sobre la situación que vive en su trabajo, pudiera estar siendo victima de abuso.

El tramite de permiso abierto bajo este programa, es anónimo. Las autoridades migratorias tomaran las medidas pertinentes para reprender al empleador sin agravar la situación de abuso o poner en riesgo al trabajador.

De igual manera, el tramite es muy rápido y en cuestión de pocos días se obtienen los permisos de trabajo abiertos.

¿Qué pasa si no me otorgan el permiso?, es una pregunta común en este sensible tema. Si el caso del trabajador vulnerable no es aprobado, entonces el trabajador puede continuar con el permiso que ya tiene. Denunciar a un empleador o hacer la petición del permiso abierto, no tiene un impacto negativo en un proceso migratorio. Si finalmente las autoridades no confirman que la situación es abusiva, tampoco penalizaran a la persona, que de buena fe, denunció e incentivó el cumplimiento de las leyes migratorias en Canadá.

Canadá es un país multicultural que tiene la intención de seguir siéndolo a través de sus programas para migrar, por lo tanto, el cumplimiento y respeto hacia el sistema, radica en que las mismas autoridades reconozcan la necesidad de protección para muchos trabajadores temporales y desincentiven el miedo. Si usted es o conoce a alguien victima de abuso, este programa es el camino para terminar con esa situación.

Por: Maria Campos

Abogada y Notario Publico

Deja un comentario

Leave a Comment / Dejar un Comentario