Trudeau: Promesas vs Hechos en Temas de Migracion a Canada

Ahora que Justin Trudeau se convirtió en Primer Ministro de Canadá las expectativas de las personas que viajan o desean viajar a este país o que incluso son posibles candidatos a un programa migratorio se elevaron como consecuencia de las promesas que el político hizo durante su campaña.

Es importante recordar que a traves de los años, los cambios a los programas migratorios se han llevado a cabo con la finalidad de igualar otros sistemas migratorios de paises hermanos, miembros del “Commonwealth”. Decir que tales cambios en Canadá han sido para empeorar o que los programas migratorios son mas dificiles de accesar, es relativo; ya que algunas personas que no calificaban anteriormente para poder migrar a Canadá, lo han logrado ahora y mas rapidamente con este nuevo sistema. Lo mismo para personas que antes podrian haber calificado y ya no es así.

El actual Primer Ministro ha hecho público en varias ocasiones, su intención de hacer cambios al sistema migratorio actual en distintos rubros. Sin embargo, antes de sacar conclusiones positivas al respecto, es importante tomar en cuenta los siguientes aspectos:

  • Justin Trudeau es un político. Los políticos suelen prometer un sinfín de cambios positivos para la sociedad, con el objeto de ganar simpatizantes. Esto significa que muchas veces, sus propuestas se quedan en promesas y no se materializan en cambios reales.
  • Suponiendo que algun cambio se realizara, y se decidiera hacer una modificacion de ley, el proceso para que este cambio surta efectos no sería tan rápido como quisiéramos o nos imaginamos. Para modificar cualquier ley debe seguirse un procedimiento que depende no sólo del Primer Ministro, sino también de parlamento, con periodos de discusión, aprobación y publicación que están fuera de su alcance.
  • En caso de que algun cambio se implementara a través de una política, tampoco puede asegurarse que ésta sea permanente, ya que al no tener la fuerza de ley, podría modificarla e incluso eliminarla en cualquier momento. Esto podria suceder incluso para politicas beneficiosas creadas anteriormente y que podrian ser eliminadas por nuestro actual Ministro.

De lo anterior, podemos concluir que nos enfrentamos a un ambiente de incertidumbre con respecto a este tema, y que no es conveniente tener expectativas de ningún tipo al respecto; lo mejor es esperar a que estas promesas se materialicen y tomen forma de ley o política para que podamos beneficiarnos de ellas y aplicarlas a los posibles candidatos tan pronto como estos puedan privilegiarse de dichos cambios.