Implicaciones que tiene escribir una carta invitación para amigos y familiares: responsabilidades e impacto legal

Las cartas invitación como parte de las solicitudes de visas y otros tramites migratorios son un elemento importante. Estas cartas se obtienen normalmente por parte de amigos y familiares que viven en Canadá y se responsabilizan a través de un documento a cosas tales como pagar los gastos de viaje o de estadía, a brindar alojamiento, comprometerse a que el solicitante saldrá en tal fecha, etc.

La persona que escribe la carta invitación debe hacerlo siempre de buena fe y hacer todo lo que este a su alcance por cumplir lo que se escribe en la carta, sin embargo, la carta invitación no tiene una fuerza legal mayor y IRCC (anteriormente CIC) reconoce que la carta se maneja solo a través de los principios de buena fe. Esto quiere decir que la carta no es un contrato y que aunque la persona invitada irrumpiera alguna regla en Canadá o algo no saliera como se había previsto, no hay responsabilidad legal por parte del anfitrión, sino solo moral.

Lo anterior es desde el punto legal, sin embargo, no olvidemos que Canadá todavía maneja un sistema de honor en muchos aspectos y que en casos de migración, la información presentada en una solicitud de visa o tramite se almacena a través del sistema GCMS y ahí aparecerá con certeza el nombre del anfitrión que ha redactado la carta. De este modo, también podría ser fácil para IRCC identificar si un anfitrión ha emitido una cantidad considerable de cartas sobre las cuales no se han seguido de buena fe los términos de las mismas, esto afectaría la credibilidad tanto del candidato como del anfitrión para tramites presentes y futuros.

Tanto la persona que recibe, como la persona que firma la carta deben tomar con seriedad la carta que se presenta a IRCC. Además de considerar cuidadosamente los requisitos de esta carta para que sea debidamente aceptada.

Por Maria Campos Ozaine LL.M.
Consultora en Inmigracion